• Olajui

Reformas camper: experiencia, errores de novatos y recomendaciones útiles.

Actualizado: hace 2 días

Hoy empezamos a compartir con vosotras y vosotros una serie de post sobre cómo ha sido nuestra experiencia con la Reforma Camper, la reforma de nuestra autocaravana "La Gorda". Os recomendamos que estéis bien atentos y atentas a las publicaciones en Instagram y Facebook, pues ahí os iremos avisando cada vez que publiquemos uno nuevo. Aquí el primero, una versión del inicio.


1. ¿Cómo tomamos la decisión de querer reformar nuestra autocaravana?


Compartimos nuestra experiencia por si a alguien pudiese servirle de algo :), aunque solo sea de motivación, después de todo, lo que sí que podemos decir es que si quieres, ¡puedes! Seguramente no tú sola/o, seguramente no rápido, seguramente con errores y meteduras de pata, pero aprendiendo mucho y sintiendo la satisfacción de crear.

En esta serie de post os explicamos cuáles han sido nuestros pasos, nuestros errores de novatos y los trucos que ahora, después de la experiencia, podemos darte. En primer lugar queremos contarte cómo empezó todo, de manera dulce e inocente, con un poco de humor, también. Así que relájate y ¡deja que te situemos!


¿Cómo tomamos la decisión de querer reformar nuestra autocaravana?


Marco aparece en el marco de la puerta [...] tiene también sus pantalones de trabajo, las manos sucias y una sonrisa mezclada con una mirada traviesa de quien guarda un secreto. Este fue el inicio.

El 15 de Marzo, recién decretado el estado de alarma en España, de manera confusa y progresiva se empieza a parar el mundo, se paran los sueños, se paran las ideas, los planes, las visitas y los ritmos. Hay mucho contacto virtual con familia y amigos, mucha información, demasiada: teorías, juicios y opiniones, todo difuso, incomprensible y mezclado. Nosotros nos quedamos en un standby, sin trabajo y sin certidumbre de lo que va a pasar, de cuánto va a durar, de un sinfín de preguntas que seguro que todas/os habéis tenido.


Paralelo a todo esto vienen días de lluvia fuertes e intensos y nuestra autocaravana, empieza a enseñar su cara húmeda: maderas de las que salen manchas oscuras, gotas juguetonas y traviesas que bajan por las juntas del baño, charquito en el maletero, etc. Así que sobre todo sentimos cabreo, impotencia y frustración.


Esto podría haber sido un buen cóctel molotov para dejarla ir, pasar de todo e intentar buscar otro camino más cómodo, más fácil y menos húmedo. Pero no somos así, lo que nos gusta nos gusta, cueste más o cueste menos. Así que una buena tarde de primavera, ya terminando marzo ocurre algo...


Iago y yo decidimos hacer galletas y una merendola. Mientras cocinamos, amasamos, mezclamos ingredientes y esparcimos harina por toda la cocina, Marco desaparece durante un buen rato de nuestro campo de visión. Cuando las galletas están horneadas y la infusión servida, le pido a Iago que vaya al buscarlo para merendar. "¡Pappa pronta, papá!", grita Iago y, en unos minutos Marco aparece en el marco de la puerta. Se ha puesto una especie de tela vieja en la cabeza (tapando sus rastas bien atadas en un moño), tiene también sus pantalones de trabajo, las manos sucias y una sonrisa mezclada con una mirada traviesa de quien guarda un secreto. Este fue el inicio.


Marco nos enseña lo que se ha atrevido a hacer, en un ratito ha empezado a quitar maderas podridas de la parte del baño y el maletero. Resulta que las maderas sabe dios desde cuando están podridas, se deshacen con solo mirarlas. Dice que esto es un desastre, que hay más agua de lo que pensamos, que además cree saber de dónde viene y que hay que desmontar, desmontar y desmontar...."Espera" le digo, "vamos a pensarlo bien, ¿qué vamos a hacer después de desmontar?". Silencio. "Eso no lo sé todavía, pero dame un poco de tiempo", me contesta.


He visto esa mirada otras veces, es una mirada y una energía que me emociona y me contagia, sé que va a tirar del carro en algo que aún no entiendo, no sé de qué manera, no sé si va a salir bien o mal, pero siento ilusión y confianza, sé que algo diferente se viene. Y exactamente acaba siendo así.



Quizá sea nuestra llamada a la acción


Si quieres leer nuestros sentires en ese momento en pleno confinamiento, entonces no te puedes perder este post que escribimos y publicamos a mediados de Abril, ahí explicábamos hacia dónde creíamos que íbamos, y la verdad que no nos equivocamos.


¿Cómo lo ves? ¿Quieres saber más? ¡Pues estate atenta/o! Después de esta introducción, en el siguiente post os compartimos trucos, lista de materiales, enumeración de arreglos, fases de trabajo que hemos establecido, proyectos y profesionales en los que nos hemos apoyado, prioridades y demás ¡animales!


O.

  • Facebook icono social
  • Instagram

Babyvanblog