• Olajui

Los mundos en la playa.

Actualizado: 1 de oct de 2019



Hay una playa llena de gente y un océano lleno de peces, y en el medio, justo dónde las olas se difuminan con la arena, en ese límite dónde la tierra se convierte en agua, un cangrejo. Y él, ni avanza ni retrocede, juega en la línea horizontal, sin traspasar el límite, sin posicionarse más con la arena o más con el mar.

Quietud y Conformismo.

"¡Qué serenidad la del cangrejo!” Piensa el escarabajo que está afanado en la arena, lejos del agua para que la ola no le destruya el túnel. Él, agobiado cada vez que un niño lo persigue o una pelota destruye su cueva, obstinado en hacer lo que hace y han hecho siempre los escarabajos.

Sacrificio y resignación.

“¡Qué constancia y perseverancia la del escarabajo!” Pienso yo mientras paseo y me paro a mirar el escarabajo, y al agacharme recojo un par de conchas, y luego las dejo en el mismo sitio para tirarme al agua, y vuelvo a la toalla para tomar el sol, y me levanto para jugar a las palas, y luego me surge una idea y me pongo a escribir, y luego paro porque he dejado las palas demasiado lejos, y al ir a buscarlas siento calor y me baño, y al salir del agua veo las caracolas que había cogido antes, y entonces al recogerlas recuerdo que yo realmente, lo único que pretendía era dar mi paseo.

Dispersión y despiste.

"¡Qué poder de acción y movimiento la del humano!” Piensa el cangrejo mientras se mantiene de frente en la línea horizontal, en esa línea dónde las olas se difuminan con la arena. En ese límite, que tal vez si cambiase de perspectiva y lo mirara desde otro punto de vista, hasta podría llegar a cruzar.


O.

Entradas Recientes

Ver todo

Escribir por escribir

Hoy solo quiero escribir, escribir sin importarme lo que escribo, escribir sin importarme sobre qué escribo, sin atender a encargos, a contenidos coherentes o a valor añadido. Hoy solo quiero escribir

  • Facebook icono social
  • Instagram

Babyvanblog